Noticias

Telegram, más cerca de ser silenciado en Rusia

Escrito por: Alejandra Eusse

Es cierto que existe una prolongada lucha entre el gobierno ruso y la aplicación de mensajería cifrada de Telegram, la cual está llegando a su fin. Durante la semana pasada, el tribunal de este país le otorgó una solicitud para que se prohibiera la aplicación, lo cual permite a los funcionarios a iniciar con el trabajo de sacarla del país. Después, Roskomnadzor, el equivalente ruso de la FCC, dijo a las redes móviles que tenían que bloquear el acceso a Telegram.

También se informó que Roskomnadzor le dijo a Apple y Google que eliminen la aplicación de sus sistemas. Por otra parte, la agencia ha medido algunos castigos tanto para Amazon como para Google, debido a que Telegram usa la infraestructura de la pareja para su propia red troncal. Así que para bloquear el acceso de Telegram en el país, Rusia ha bloqueado indiscriminadamente la mejor parte de dos millones de direcciones IP que son propiedad de ambas compañías, lo cual significa que otros servicios que utilizan los mismos hosts también corren el riesgo de sufrir una interrupción.

Por su parte, el país está adoptando un libro de jugadas similar al que usó mientras luchaba contra Zello, otro servicio de mensajería seguro. Zello , que ofrecía servicios de walkie-talk, se hizo popular entre los manifestantes políticos en áreas como Ucrania, Turquía y Hong Kong.  De esta manera, al igual que en el caso de Telegram, se bloqueó una gran cantidad de direcciones IP de AWS en Rusia, así que esto obligó a Amazon a solicitarle a Zello que cambie de proveedor. Otra víctima de esta política fue LinkedIn, que fue bloqueada en Rusia en 2016 por negarse a someterse a las demandas del país para acceder a los datos de los usuarios.

Es cierto que la pelea entre Telegram y Rusia es la misma que se vive entre diferentes compañías tecnológicas y gobiernos de todo el mundo. Las plataformas están diseñadas para ser seguras y potencialmente pueden poner las comunicaciones fuera del alcance de las autoridades.

Además, la ley rusa obliga a los proveedores de mensajería a registrarse con el gobierno y almacenar seis meses de correspondencia de usuarios. En este caso, si la policía o los servicios de seguridad en algún momento requieren esta información, incluso sin una orden judicial, se entregará sin demora. Dado que las comunicaciones digitales están encriptadas, la mayoría de las empresas deben entregar las claves de descifrado. No fue hasta principios de 2017 que Telegram se inscribió oficialmente como distribuidor de información listado .

Infortunadamente para Telegram, se había vuelto infame por su popularidad entre algunos grupos terroristas, incluido Daesh. Por otra parte, en 2015, el fundador de Telegram (y nativo de Rusia), Pavel Durov, dijo que sabía que la plataforma estaba siendo utilizada por personajes nefastos. Cuando se le preguntó cómo se sentía acerca de este estado de cosas, respondió que proteger la privacidad de sus usuarios era primordial. Pero, aún así, comenzó a cerrar los canales públicos que se consideraban estimulaban la violencia y, más tarde, comenzó a tomar medidas enérgicas contra el contenido inapropiado .

Acerca del autor

Alejandra Eusse

Leave a Comment