Gadgets

Pequeño satélite lanzado por la NASA mapeó por primera vez el hielo atmosférico de la Tierra

Escrito por: Alejandra Eusse

Durante mayo del 2017, la NASA lanzó un pequeño satélite, casi del tamaño de una rebanada de pan en órbita alrededor de la Tierra. En este caso, IceCube, tenía la misión de medir el hielo en la nube en la atmósfera del planeta, una tarea sin duda alguna desafiante, la cual los investigadores solo habían podido realizar de forma limitada.

De esta manera, detectar nubes de hielo requiere mediciones en un rango de bandas de frecuencia, pero particularmente dentro de lo que se conoce como longitudes de onda submilimétricas, o longitudes de onda electromagnéticas que se encuentran entre las ondas de microondas e infrarrojas.

En este caso, el problema es que los instrumentos que pueden tomar ese tipo de medidas han tenido que estar previamente a bordo de aeronaves de investigación a gran altitud, lo que significa que las mediciones se limitaron a las áreas donde esos aviones estaban volando. Lanzar un satélite que pueda realizar esas mediciones podría abrir qué partes de la atmósfera se pueden estudiar, y ahí es donde entra IceCube.

IceCube, por su parte, se desarrolló en asociación con Virginia Diodes Inc. y se realizó en un tiempo corto con un presupuesto bajo. Por otro lado, el objetivo principal era poder demostrar que este tipo de proyecto podría producir una pieza útil de equipo.

Dong Wu, investigador del equipo IceCube, resaltó que “este es un modelo de misión diferente para la NASA”, además, “nuestro principal objetivo era mostrar que se podía hacer esta pequeña misión. La pregunta era si podríamos obtener ciencia útil y avanzar en la tecnología espacial con un CubeSat de bajo costo desarrollado bajo una asociación gubernamental-comercial efectiva”.

Así las cosas, la misión ha sido un éxito y, como beneficio adicional, los investigadores ahora tienen el primer mapa de la distribución global del hielo atmosférico. Esto ayudará a los científicos a estudiar el hielo en la nube y cómo afecta el clima del planeta y  cómo permitirá mejorar los modelos climáticos.

Con IceCube, los científicos ahora tienen un sistema de radiómetro submilimétrico en funcionamiento en el espacio a un precio comercial“, dijo Wu. “Más importante aún, proporciona una visión global de la distribución de hielo en la nube de la Tierra”.

 

Acerca del autor

Alejandra Eusse

Leave a Comment